Adrew Taylor Still

Técnica neuromuscular.
14 junio, 2021
El paciente informado.
8 julio, 2021

Adrew Taylor Still

Un día de verano de 1838, Adrew Taylor Still, de 10 años, ayudaba a su padre en las faenas de labranza en su granja al noreste de Missouri. Durante todo el día, un fuerte dolor de cabeza le estuvo molestando.
Al medio día mientras alimentaban a los caballos, decidió descansar la sombra de un árbol. Apoyó su nuca en la soga de labranza que estaba anudada al árbol, y se quedó profundamente dormido. Cuando despertó después de unos minutos, descubrió que la presión de la improvisada almohada en su columna cervical había aliviado completamente el dolor.
Años más tarde Still hablaría de aquella experiencia como “su primer descubrimiento en la ciencia de la osteopatía”.

La American School of Osteopathy abrió sus puertas el 1 de noviembre de 1892 con diez estudiantes, de los cuales cinco eran hijos suyos. Hoy, le recordamos como el padre de la osteopatía moderna, y somos muchos los que nos podemos beneficiar de su legado.
Still nació el 6 de agosto de 1828 en Jonesboroug en Virginia. Su padre, médico y pastor metodista le inició muy joven en la medicina. Su vida en medio de la naturaleza marcará todas sus concepciones sobre el hombre y el medio.
Comenzó sus estudios en Kansas en el College of Physicians and Surgeons en Missouri. Sirvió durante la guerra de Secesión como cirujano. Ya entonces, se rebeló ante su impotencia para aliviar a los heridos. Cuando terminó la guerra volvió al estudio de la fisiología para intentar comprender mejor el cuerpo humano. De esta forma llegó a la convicción de que la absorción de medicamentos presentaba muchos inconvenientes para determinados pacientes. En 1864 una epidemia de meningitis cerebroespinal le hizo perder a varios de sus pacientes y a tres de sus hijos, habiéndose percatado de que anteriormente habían padecido dolores dorsales importantes.
El 22 de junio de 1874, mientras trataba a un niño que padecía una disentería hemorrágica, advirtió que el abdomen estaba frío, mientras que la parte baja de la espalda estaba muy caliente. Fue entonces cuando se dió cuenta de que las contracciones musculares de la espalda estaban relacionadas con un mal funcionamiento del intestino, por lo que movilizó la columna vertebral del niño. Al día siguiente la madre sorprendida, anunció a Still que su hijo había mejorado.
Su reputación profesional creció rápidamente. En 1892 fundó la American School of Osteopathy en Kirsville, escuela que todavía existe actualmente.
Still nunca dejó de buscar en sus estudios y propósitos, la reconciliación del hombre con la naturaleza. Demostró la interacción de todas las partes del cuerpo.
El osteópata que sigue sus pasos y trabaja estas técnicas tiene como meta re armonizar estos ritmos, desencadenando reflejos para que el cuerpo en su totalidad reaccione a éstos estímulos.
El lema de Still respecto al tratamiento de una alteración o una lesión sigue siendo "hállala, corrígela y déjala".